domingo 29/11/20

Barril “criollo” de petróleo a 45$. El Gobierno mueve ficha en busca de sostener un sector estratégico

  • El conocido como barril criollo -decreto por parte de la autoridad competente de un precio sostén para el barril de crudo- que ya aplicase Cristina Fernández de Kirchner en el pasado será una realidad en Argentina al menos hasta el 31 de diciembre del presente año.
El conocido como barril criollo será una realidad en Argentina al menos hasta el 31 de diciembre del presente año. Foto: Archivo.
El conocido como barril criollo será una realidad en Argentina al menos hasta el 31 de diciembre del presente año. Foto: Archivo.

La medida, que venía siendo solicitada por la industria durante las últimas semanas, busca mantener la rentabilidad del sector -son numerosas las prospecciones que durante el mes de abril han sufrido costes de extracción mayores que los precios de mercado durante algunos días- y evitar tener que importar petróleo del extranjero.

La negociación para adoptar el barril criollo ha sido una de esas raras ocasiones en las cuales el sector público institucional, el sector privado y los representantes sindicales han presentado un frente unido, ya que la petición a la presidencia del país fue respaldada por los gobernadores provinciales de las provincias productoras, la patronal y los sindicatos, los cuales ya habían cedido en materia laboral para tratar de salvar la situación.

Flexibilidad necesaria para adaptarse a las crisis

Para hacerse una idea de la gravedad de la situación -si no han sido suficientes los titulares que aseguraban que el precio del petróleo estaba por debajo de cero- vivida durante el pasado mes, cabe destacar el inusual acuerdo alcanzado con los sindicatos y en el cual aceptaban una rebaja del sueldo del 25 por ciento -aunque parece que está surgiendo cierta conflictividad en este aspecto, ya que algunos sindicatos acusan a la patronal de no estar cumpliendo el acuerdo salarial-  entre otros puntos.

Las medidas han sido calificadas por el Gobierno como “urgentes y transitorias” y que buscan asegurar el autoabastecimiento nacional, la paz social y la continuidad de una industria de la cual viven miles de familias en todo el país, y sobre todo asegurar que se pueda volver a la plena operatividad una vez la situación lo permita.

¿Divorcio en la OPEP?

El derrumbe de los precios del petróleo no ha hecho más que ahondar las diferencias entre la conocida como OPEP plus -productores árabes, africanos, Rusia, Venezuela y Ecuador- y el resto de productores latinoamericanos, que no aceptan de buen grado la estrategia de cuotas como única vía para mantener los precios del crudo estables, medidas que algunos consideran que protegen mejor los intereses de las petromonarquías del Golfo y sus aliados estratégicos que los de las repúblicas latinoamericanas, algunas de las cuales han recibido excelentes noticias referentes a la localización de nuevas reservas durante los últimos días.

Repsol localiza dos nuevos pozos en el Golfo de México y busca un tercero

La localización de dos nuevos pozos muy prometedores ha endulzado el comienzo del mes de mayo a la nación norteamericana. La noticia es especialmente importante porque el petróleo WTI ha sido el más castigado en el mercado de futuros, lo que ha llegado a poner en un serio brete el futuro de la petrolera nacional PEMEX, la joya de la corona de la industria mexicana y una de las petroleras más grandes del mundo.

Habrá que ver qué pasa a continuación, si por ejemplo observamos la información ofrecida sobre el precio de los futuros de petróleo y el sentimiento de los traders en la plataforma del bróker online Plus500, veremos que el sentimiento alcista supera con creces al bajista en una proporción de alrededor del 80% y el 20% respectivamente. Se están poniendo en largo, sin embargo, este es el sentimiento entre los traders de Plus500 y puede que aun sea pronto para prever como van a reaccionar inversores y traders en general a la actual coyuntura.

La lenta vuelta a la normalidad

Según el desconfinamiento vaya avanzando y la economía comience a entrar en calor es de esperar que la demanda de petróleo se acerque a niveles pre-coronavirus, aunque ni las previsiones más optimistas prevén una recuperación cercana al cien por cien hasta el año que viene como mínimo, ya que algunos de los mercados que con mayor avidez reclaman petróleo, como la eurozona, han sufrido un duro golpe debido a la pandemia, golpe al que se suma que algunas de sus economías llevan años arrastrando serios problemas estructurales. Por su parte China parece dispuesta a reactivar su economía más pronto que tarde, el hecho de que esté tan enfocada a la venta exterior -y el exterior está muy lejos de la ansiada normalidad- necesariamente lastrará su recuperación y por lo tanto sus necesidades de importar crudo.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad