martes 23.07.2019
CONSUMO ON LINE

Las mejores ofertas están en Internet

El consumidor lo tiene claro: siempre que tiene que buscar un producto o servicio, lo primero que hace es intentar localizarlo a lo largo de la red.

La tendencia es hacer compras por Internet, donde se pueden conseguir las mejores ofertas.
La tendencia es hacer compras por Internet, donde se pueden conseguir las mejores ofertas.

 Y es que Internet supone una completa plataforma que está repleta de todo tipo de ofertas; no quiere decir que los precios que encontremos siempre van a ser baratos, pero si en la gran mayoría de las veces.

Si todavía te resistes a usar Internet para hacer tus compras, te invitamos a seguir leyendo para conocer las razones de hacerlo.

¿Por qué los artículos son más baratos en Internet?

Un establecimiento físico tiene más gastos asociados que una tienda online: por un lado, tendrá que encargarse de abonar ciertos permisos (como la licencia de apertura). Al mismo tiempo, las tiendas físicas requieren de una mayor mano de obra, lo que supone un mayor gasto en contratar y mantener a empleados.

Las tiendas online no tienen que invertir tanto dinero ni en permisos, ni en empleados. De hecho, muchos de estos establecimientos están automatizados, de tal manera que una sola persona puede encargarse de la atención al cliente y de la logística (obviamente, siempre y cuando la tienda no sea demasiado grande pero, en cualquier caso, no harán falta tantos empleados).

Todo esto supone un ahorro importante que la tienda suele revertir directamente sobre el precio del producto.  Así, el comprador se encuentra un precio muy económico.

Sin embargo, queda la cuestión de los gastos de envío. En un establecimiento físico no habrá que pagar gastos de envío, y esto tampoco supondrá una pérdida para la tienda. Y es que esta se encarga de hacer grandes pedidos en cada ocasión.

Si se pide de manera online, si que hay gastos de envío… aunque las marcas han encontrado una manera de reducirlos.

La gran mayoría los ponen gratuitos en el caso de que se llegue a una determinada cantidad (y no suele ser muy alta). Otras tantas incluyen ya el precio del envío directamente en el producto. Y también existen otras que, como Amazon, te permiten abonar una tarifa estándar en la que se incluye el coste del envío durante un tiempo (el Marketplace Amazon nos cobra 36€ por la modalidad Premium, que, entre otras características, nos ahorra los gastos de envío de los productos que gestiona).

Otra de las razones que explican porque es más barato comprar en Internet lo encontramos en las comparativas. Es fácil buscar un artículo y quedarse con la página que lo tiene al mejor precio -> Será tan sencillo como hacer una búsqueda en Google hasta encontrarlo (será cuestión de unos minutos):

Si tuviéramos que hacer esto de manera física perderíamos toda la mañana, gastaríamos mucho en transporte y, aun así, no habríamos conseguido comparar ni un tercio de tiendas que de manera online.

En el caso de que todavía no te hayas decidido a hacer tus compras online, te invitamos a hacerlo. Vas a ahorrar tanto dinero que te terminará de convencer.

Comentarios