sábado 8/8/20
EMERGENCIA SANITARIA

Coronavirus: Cuidados necesarios en grupos de riesgo y enfermedades crónicas

  • En el marco de la pandemia de Covid-19, y el alto porcentaje de letalidad presentado en pacientes con comorbilidades, el ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires brinda información precisa sobre cómo evitar su contagio.
Ante la presencia de fiebre y síntomas respiratorios, por leves que sean, se debe llamar al número de consulta específico: La línea 148.
Ante la presencia de fiebre y síntomas respiratorios, por leves que sean, se debe llamar al número de consulta específico: La línea 148.

Las personas con enfermedades crónicas como diabetes, enfermedad renal crónica, enfermedades cardiovasculares, EPOC y otras enfermedades respiratorias crónicas, no deben suspender su medicación crónica habitual, salvo que lo indique un médico.

Si los síntomas de la enfermedad aumentan, se debe llamar a al médico o al centro de salud más cercano. Bajo ninguna circunstancia hay que auto medicarse.

Ante la presencia de fiebre y síntomas respiratorios, por leves que sean, se debe llamar al número de consulta específico: La línea 148. 

Fumar aumenta el riesgo de infecciones respiratorias ya que debilita el sistema de defensa de los pulmones. El humo del cigarrillo no solo es malo para el fumador, sino también para quienes lo rodean.

MEDIDAS PREVENTIVAS, CUIDADOS Y RECOMENDACIONES: 

- Lavarse las manos en forma frecuente con agua y jabón o utilizando alcohol en gel.

- Desinfectar las superficies y los objetos que se usan frecuentemente utilizando una parte

de lavandina por nueve de agua.

- Evitar saludos con besos, abrazos o dando la mano.

- No compartir el mate, la vajilla y los utensilios.

- Ventilar los ambientes con regularidad para permitir el recambio de aire.

- Delegar la realización de mandados a familiares o personas de confianza que no

pertenezcan a grupos de riesgo.

- Mantener una buena hidratación.

FORTALECER LAS DEFENSAS CON UNA ALIMENTACIÓN CORRECTA Y VARIADA:

- Consumir verduras y frutas de estación.

- Consumir lácteos: leche (preferentemente descremada) y alimentos que contengan probióticos.

- Consumir semillas y frutos secos naturales o tostados, sin sal ni azúcar.

- Consumir granos integrales como trigo, arroz, avena, maíz, centeno quinoa, freekeh, bulgur en forma de pan, pasta, etc.

- Consumir carne roja magra en forma moderada (dos veces por semana) y pescado o pollo (dos a tres veces por semana).

- Consumir huevos tres a cuatro veces por semana en diversas preparaciones.

Comentarios