sábado 25/9/21
ELIMINATORIAS QATAR 2022

Selección Argentina: el escándalo en Brasil, una nota para el olvido

A los cinco minutos del primer tiempo, el encuentro entre el equipo de Scaloni y Brasil fue suspendido por las autoridades sanitarias locales. ¿El argumento? Que los cuatro jugadores de la Premier League inglesa, Dibu Martínez, Cuti Romero, Buendía y Lo Celso no habían completado la declaración jurada como correspondía. Un episodio bochornoso que apaga la pasión de este superclásico sudamericano. El partido, pendiente de la fecha 6 de eliminatorias, iba 0 a 0 y ahora sigue en los escritorios.

selección argentina futbol

Brasil versus Argentina por las Eliminatorias de Qatar 2022. El espectáculo que iban a brindar Neymar y Lionel Messi, terminó manchado por un papelón, poco claro, lleno de interrogantes y rodeado de suspicacias. Con el correr de las horas, seguramente las diferentes versiones y especulaciones dejen de existir, para traernos la verdad. Esa gracia que nos merecemos. Arruinaron la fiesta que animaban los dos mejores equipos del continente. Una imagen negativa que le entregamos al resto del mundo.

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (ANVISA) irrumpió en el campo de fuego y desfiguró el escenario. Los dos equipos querían jugarlo. La Selección Argentina había cumplido con el protocolo y la legislación de ese país para evitar cualquier inconveniente posterior. ¿Por qué no fueron al hotel donde la Selección estuvo tres días alojada para notificar la situación?

"Los cuatro jugadores deben ser deportados de Brasil por violar la ley brasileña", afirmó el presidente de ANVISA, el contralmirante Antonio Barra Torres, funcionario encargado del operativo que desencadenó en la suspensión del cotejo.

El clima estaba enrarecido y había movimientos intempestivos en la zona de los bancos de suplentes. Una discusión y empujones entre Otamendi, Acuña y uno de los encargados de sanidad provocó un tumulto, y el posterior retiro del equipo argentino hacia los vestuarios. Luego, Scaloni y Lionel Messi se quedaron hablando con Tité, entrenador brasilero y los principales referentes de la Verdeamarela. Mientras los agentes sanitarios seguían circulando por el campo de juego, la pulga confrontó a uno de ellos y soltó una frase: "Hace tres días que estamos acá y esperaron a que empezara el partido ¿por qué no avisaron antes?".

De los cinco minutos que se disputaron no hubo nada destacable, sólo algunas patadas y fricciones de una tarde caliente. Ese presagio terminó lejos de lo futbolístico. ¿Con qué vara se hubiese medido este requerimiento, si en cancha estuviesen Alisson, Ederson, Thiago Silva, Fabinho, Fred, Raphinha, Firmino, Gabriel Jesús y Richarlison?Todas las figuras brasileñas que no pudieron estar para este match por participar en la liga inglesa. ¿Hasta dónde hubieran ido las autoridades locales?

Una trama política, epidemiológica y absurda se apoderó de uno de los deportes más hermosos de este planeta. Esta vez, el campo fue pisado por un calzado que no eran botines. Cuando la lógica y el sentido común quedan en manos de una patrulla, la pelota sufre injusticias. Deportaron el fútbol.

Comentarios