jueves 19/5/22
CONTENIDO ESPECIAL

Los 5 mejores consejos para planear bien una remodelación en casa

  • El momento de remodelar nuestra casa no es algo que pueda improvisarse, sino todo lo contrario. Generalmente, se trata de una empresa considerable en términos logísticos y económicos, que no debe tomarse a la ligera.
annie-gray-WEWTGkPUVT0-unsplash
annie-gray-WEWTGkPUVT0-unsplash

Sin embargo, el problema está en que generalmente no es un tema en el que tengamos demasiados conocimientos al respecto y podemos cometer algunos errores que nos cuesten caros. Algo que debemos evitar a toda costa.

En los párrafos a continuación, compartimos cinco buenos consejos para planear bien una remodelación de nuestra casa.

1. Contrastar presupuestos

El principal obstáculo para una remodelación del hogar es económico, ya que los valores de materiales y mano de obra suelen ser muy costosos. Frente a esto, una buena idea para poder sobrellevar el gasto es buscar varios presupuesto y contrastarlos.

Es probable que esto no implique un ahorro mayúsculo, pero sin duda hará que nuestro dinero rinda mejor, sean ahorros o préstamos con CBU inmediatos. Mientras más opciones consultemos, podremos tomar una mejor decisión.

2. Comprar todos los materiales juntos

Acabamos de hablar acerca de lo costoso de una obra, sobre todo de sus materiales. Por lo que, siempre que se pueda, una excelente idea es comprar todos los materiales en una única vez. Esta es una situación ideal que depende directamente de nuestro presupuesto.

El mercado de la construcción es fluctuante, lo que hace que en muy poco tiempo los valores aumenten. Comprando la mayor cantidad de materiales en una sola compra, lograremos conseguir el mejor precio posible.

3. Buen plan de obra

Cualquier tipo de remodelación, sea una pequeña o una a gran escala, implica necesariamente un plan de desarrollo de la obra. Es decir, un trazado de ciertos pasos y acciones consecutivas que llevan a término la remodelación como se debe.

Por lo tanto, contar con un buen plan se vuelve fundamental para que la idea que teníamos se vea realizada adecuadamente. Además, es una forma eficaz de optimizar tanto los tiempos de la obra como el gasto que esta implica.

4. Reutilizar lo que se pueda

Al tratarse de una remodelación, y no de una construcción desde cero, un gran consejo para mejorar el trabajo es reutilizar todo lo que se pueda. Hablamos desde materiales hasta construcciones que ya estén hechas en la casa.

Esta reutilización debe ser algo que se contemple en el plan de la obra, para dejar en claro cómo debe llevarse a cabo en relación a esto. Se trata de una excelente manera de abaratar costos y de generar un consumo cíclico de materiales.

5. Dejar el espacio durante la obra

No siempre es posible, pero un gran consejo es poder liberar el espacio durante la obra. En un trabajo pequeño, simplemente dejaremos de usar el lugar particular, mientras que en una grande quizás tengamos que buscar un lugar  para vivir unos días.

Los albañiles lo agradecerán, ya que podrán trabajar más cómodamente. Y también lo haremos nosotros, que no tendremos que lidiar con las múltiples molestias de una obra en la vida cotidiana.

Comentarios