sábado 25/9/21
ELIMINATORIAS QATAR 2022

Selección Argentina: Lionel Messi brilló en el Monumental y se brindó a corazón abierto

  • El equipo de Scaloni goleó a Bolivia por 3 a 0 y le regaló una función de fútbol a la gente que volvió a los estadios. Lionel Messi marcó un triplete por séptima vez con la camiseta Albiceleste y se transformó en el máximo goleador de las selecciones sudamericanas superando a Pelé. La Pulga celebró la obtención de la Copa América con los hinchas y transitó todo el festejo a pura emoción. Un líder que vive, disfruta y comparte su propio sueño.
selección argentina futbol
selección argentina futbol

Las horas, los momentos más felices… Se terminó de rubricar una especie de contrato social entre los hinchas argentinos y estos jugadores de la Selección Nacional, cuando, por fin, después de más de un año y medio de pandemia, los futbolistas y el público se reencontraron. Amor correspondido. Mutuo. Recíproco. Claro, que el acuerdo emocional tiene una cláusula irrevocable: la pasión por Lionel Messi.

Este plantel parece tener la llave para destrabar las eliminatorias al Mundial de Fútbol, más complicadas de todas. Con los antecedentes que porta el combinado argentino de otras etapas clasificatorias, los planteos de Scaloni y la interpretación del elenco dentro del campo, hacen recorrer a la Selección con más tranquilidad que nunca. Hasta ahora, tuvo que trabajar los dos partidos que jugó este mes, pero una vez que llegó al gol, todo se facilitó.

Bolivia se plantó en bloque e intentó presionar lo más que pudo. Ese fue su plan de resistencia. La “Scaloneta”, lejos de fiarse de la posición en la tabla de su rival, no lo subestimó y aplicó un control sobre Marcelo Martins, goleador de las eliminatorias, y Henry Vaca. Hubo algunos momentos de zozobra que complicaron a la defensa, aunque fueron jugadas que no llegaron a buen puerto. La renuencia que ofrecía el conjunto boliviano, la quebraron abriendo juego y generando espacios con los laterales. Argentina creció por los costados y a un toque. Bien rápidos. Entregados a destino.

Hay puntos altos individuales, pero lo que aumenta es el carácter colectivo. Esto se da con la proliferación de sociedades que se erigen alrededor de Messi. Lo acompañan Rodrigo De Paul y Leandro Paredes que buscan al rosarino constantemente, se junta con Ángel Di María provocando desequilibrio, toca con Lautaro Martínez para entrar al área y hace todo bien.

Lionel Messi desplegó un mapa de ideas. Su primer ítem fue una pincelada, caño de por medio, que se transformó en un golazo y en la apertura del marcador a los trece minutos del primer tiempo.

En la segunda parte, esa presencia se prolongó, y Lío pisaba el área contraria en todas las jugadas. Carlos Lampe, el arquero de Bolivia y ex Boca Juniors, intervino en diversas ocasiones, evitando que el daño fuera mayor. La noche del jugador que lleva el dorsal 30 en el París Saint Germain no tenía frenos. A los18 minutos del complemento, se juntó con Lautaro Martínez y el “Tucu” Joaquín Correa, quedó frente al arco, y metió el derechazo que significó su segundo tanto.

La faena la cerró cuando faltaban dos minutos, en ese momento exacto logró capitalizar un rebote que dio el arquero boliviano y sentenció el 3 a 0 en el marcador, que le valió un nuevo récord personal: el capitán argentino rompió una marca histórica de Pelé y se transformó en el máximo goleador histórico de las selecciones sudamericanas alcanzando los 79 goles. Registro legendario para el crack nacional.

La sensibilidad está a flor de piel. La pulga conduce la sinergia con los hinchas argentinos. La alegría de Lionel Messi no se compra con nada. A creer más que nunca en esta Selección Argentina que lleva 22 partidos sin perder. Su próximo compromiso será con Paraguay el 7 de octubre. ¿El Mundial de Qatar 2022 estará más cerca de lo que pensamos?

Comentarios