jueves. 23.05.2024
CONTENIDO ESPECIAL

Papu Gómez, el líder del Atalanta uno de los jugadores más decisivos de la Serie A

El fútbol no sabe de edades. Lo saben bien muchos jugadores que siguen rindiendo a lo grande pese a haber ya pasado los treinta años. El caso de Antonio Di Natale, que con el Udinese había empezado a marcar más de 20 goles por temporadas tras cumplir los 32 años es uno de éstos.

papu gomez #4medios
Alejandro Papu Gómez, uno de los jugadores más valorados en la Serie A de Italia.

En el fútbol de ahora, hay varios jugadores que destacan pese a su edad avanzada. Alejandro ‘Papu’ Gómez es uno de los más destacados del campeonato italiano. El piojo crecido en la cancha de Banfield, que llegó en Italia pasando por el Catania de Diego Pablo Simeone, lleva años siendo el líder y el capitán del Atalanta, un equipo que nunca como este año está expresando un gran fútbol sobre todo a nivel ofensivo. Lo demuestra el hecho de que los hombres entrenados por Gian Piero Gasperini sean la mejor delantera de la Serie A con 50 goles anotados. Él y Duvan Zapata, de hecho, están llevando al equipo de la ciudad de Bérgamo hacia un objetivo importante, es decir el de una posible clasificación a la Champions League, la competición que todos quisieran jugar.

Muy bajito (1,65 m) pero de una gran calidad de juego, Gómez es el clásico producto del potrero argentino, ya que destaca por su habilidad en los espacios reducidos y por su capacidad de encontrar el mejor pase para su compañero de delantera. En la temporada actual, de hecho, el capitán del Atalanta ha marcado 5 goles y dado 8 asistencias. Con 31 años el Papu se encuentra entonces en su mejor momento de forma de siempre, lo que confirma como a veces llegar a tener más experiencia resulta siendo más importante que ser joven y rápido a nivel atlético. Además, el argentino es uno de los jugadores más decisivos del campeonato italiano, ya que con él en el terreno de juego el Atalanta marca 0,71 goles de más por partido, una cifra bastante elocuente sobre su rendimiento y su aporte al conjunto del norte de Italia, que ahora con él y Zapata está soñando como en ningún otro momento de su historia.

Ya llegado a una madurez importante, tanto a nivel técnico como de experiencia, el argentino ha formado también parte de los convocados de la selección de su país en los partidos previos al mundial de Rusia 2018. Salido de las categorías juveniles del Arsenal de Sarandí, Gómez ha hecho un subidón lento pero gradual, con el paso por el Metalist de Ucrania como punto de inflexión entre Catania y Atalanta, donde finalmente ha tomado su responsabilidad de crack.

Ausente del mundial de Rusia por una competencia enorme, el número 10 del Atalanta tiene en su equipo su selección y su compromiso con los hinchas y el club es encomiable. Con todavía unos meses de juego en la temporada actual, el estadio ‘Azzurri d’Italia’ espera que su líder pueda arrastrar sus compañeros a un resultado histórico. A base de goles y de asistencias.