jueves. 18.07.2024

Finanzas personales: cómo utilizar de forma inteligente la tarjeta de crédito y estar al día

Tener finanzas personales saludables se hace imprescindible para poder surfear las olas que traen las crisis. En este artículo te dejamos algunos trucos y consejos para poder liquidar las deudas y utilizar la tarjeta de crédito de manera inteligente, incluso logrando recompensas. 
tarjeta_credito_fianazas_personales
Cómo utilizar de forma inteligente la tarjeta de crédito y estar al día.

Cuando se trata de finanzas personales, están en juego la administración y control de los ingresos y egresos y la gestión de las deudas de manera responsable. En este sentido, solicitar tarjeta de crédito puede ser una excelente ayuda financiera para sortear las olas que suelen traer consigo las crisis.

Por eso es importante conocer cómo poder mantener un uso saludable de esta opción, liquidar las deudas y utilizarla de forma inteligente una vez realizada la solicitud de tarjeta de crédito, para no caer en desaciertos y complicaciones. 

Aunque parezca dificultoso, si se mantienen saldos en las tarjetas de crédito, es posible pagar rápidamente esa deuda y quedar al día sin sobresaltos. Sólo hay que revisar con detenimiento algunos factores y tener en cuenta ciertas recomendaciones que en general los especialistas en finanzas suelen ofrecer.

Lo importante es tener planteado de forma clara un plan o una hoja de ruta. A continuación detallamos una serie de pasos que pueden plantearse cómo una opción para establecer buenos usos de la tarjeta de crédito para mantener unas finanzas personales saludables. 

Pago de la deuda

Al momento de saldar las deudas de la tarjeta de crédito es importante evaluar lo que ello puede implicar. Las fechas de pago y los montos a saldar. De esta manera se puede tomar la decisión de al menos pagar el mínimo de la tarjeta de crédito para evitar intereses excesivos al adeudar el saldo total.

La clave está en centrarse en la tasa de interés, ver los estados de cuenta para conocer los costos y concentrarse en abonar en fecha y liquidar la deuda. En caso de tener que pagar dos tarjetas de crédito, se puede optar por pagar primero la que tenga el saldo de deuda más bajo para luego continuar pagando el siguiente saldo y así evitar descapitalizarse rápido. Siempre es importante tener presente fechas de vencimientos de pago e intereses

La opción de pagar más del mínimo

La opción de pagar el mínimo no es para nada aconsejable, ya que esto tiene intereses altos. Lo importante al momento de analizar pagar un saldo incompleto es abonando más del mínimo. De esta manera se termina de pagar más rápido la deuda con la tarjeta de crédito y no se acumulan tantos intereses por no haber pagado el saldo completo. 

Es posible consultar a la tarjeta de crédito o banco emisor para conocer los datos correspondientes a este método de pago según cada caso. 

Revisar gastos 

Para unas finanzas personales más ordenadas y saludables, se debe tener completo control y hasta registro de los gastos diarios. El primer paso para esto es armar un presupuesto e identificar todos los gastos fijos, gastos variables, aunque estos suelen ser una incógnita y además los gastos superfluos. Este ítem es uno de las categorías más complicadas de controlar y contener, pero no por eso imposible de monitorear. 

En cuanto al registro, se debe tener en cuenta absolutamente todo, cada gasto por más mínimo que sea, desde el café de la mañana hasta la última compra del día que se realice. 

El mencionado presupuesto es clave para analizar estos gastos y tenerlos sobre la mesa de forma clara. Esto permite conocer el nivel de robustez de los ingresos para no sufrir complicaciones presupuestarias y caer en gastos que superen el poder de pago.

Conseguir beneficios

En BBVA se puede solicitar una tarjeta de crédito 100% online, sin vueltas ni trámites complejos y con una bonificación por 9 meses con múltiples beneficios. 

Al solicitar tarjeta de crédito del BBVA se consiguen reintegros en combustibles, supermercados, indumentaria y comercios adheridos con promociones y descuentos.

Además permite acumular Puntos BBVA para viajar, en cada compra. Por ejemplo, al viajar, por cada dólar o su equivalente en pesos que se pague con las tarjetas de crédito se acumula 1 Punto BBVA que luego se pueden canjear por alojamientos, experiencias turísticas o gastronomía y hasta vuelos.

Con 7.000 puntos BBVA es posible viajar de Buenos Aires a Salta ida y vuelta o de Buenos Aires a Río de Janeiro, desde los 35.000 puntos BBVA acumulables.

Además hay hasta un 30% de reintegro en supermercados, heladerías y estaciones de servicio adheridas. 

De esta manera, con BBVA se pueden tener ventajas puntuales en un esquema de presupuesto en el que se busca conseguir unas saludables finanzas personales.