lunes. 26.09.2022

Quilmes: la historia de la tradicional heladería El Polo

La historia de cómo surgió la tradicional heladería El Polo de Quilmes, uno de los emblemas de la ciudad.
heladeria_el_polo_quilmes_historia
La tradicional heladería El Polo de Quilmes.

La historia de Heladería “El Polo” de Quilmes se inició a partir del emprendimiento del matrimonio de Catalina Cieñiuch y Gabriel Ostrowsky, dos inmigrantes de origen polaco y ucraniano llegados a la ciudad, a principios del siglo XX.

Su suegro y padre de Catalina, Cayetano Cieñiuch ya sabía elaborar cremas heladas. En 1930 guiados por Cayetano, a Catalina se le ocurrió una alternativa económica frente a la crisis que atravesaban y comenzaron a fabricar las primeras barras heladas que sus hijos José y Eduardo vendían en la calle con sus carritos de helados.

Hasta ese momento, y luego de la crisis de 1930, a Gabriel Otrowsky le costaba mantener la economía familiar con su trabajo de carpintero.

De esta manera, la venta de barras de crema helada se convirtió en la principal fuente de ingresos de la familia.

historia_heladeria_el_polo

El origen del nombre de la heladería El Polo

Catalina Cieñiuch no se olvidó de su origen, pensó en su Polonia natal y por eso utilizó las primeras sílabas para asociarlas con el frío de los helados, dando nacimiento a “El Polo”.

En los inicios, esta familia de inmigrantes comenzó manteniendo el helado con hielo y sal, hasta que la actividad fue creciendo y en 1935 incorporaron la primera heladera eléctrica.

Cinco años más tarde, inauguraron en Quilmes, en la esquina de calles Almirante Brown y Colón el primer local para venta al mostrador, además de abastecer a los comercios de la zona para la reventa de sus productos que ya comenzaban a ser muy demandados.

En esa época buscaron un producto complementario para el invierno y los hijos iniciaron la elaboración de pizzas, que durante muchos años acompañaron a las familias quilmeñas.

En 1971, el local quedó a cargo de los hijos del matrimonio: Cristina, Carlos y Ricardo.

A finales de agosto de 2022, falleció Ricardo Ostrowsky a los 72 años uno de los propietarios de la tradicional heladería.

Ricardo, junto a sus hermanos, perteneció a la tercera generación de heladeros, quienes en 1998 ampliaron toda la producción de helados y la oferta de productos a sus clientes. 

Comentarios