lunes 06.04.2020

El eCommerce es la herramienta más utilizada por las pequeñas y medianas empresas

  • No hace mucho tiempo, la única manera que teníamos para poder obtener un producto o servicio era acercarnos a un local o, a lo sumo, llamar por teléfono a la empresa o persona que lo ofrecía.
  • Sin embargo, la revolución que significó internet en nuestro día a día hizo que las comercio electrónico (o eCommerce) esté al alcance de todos.
El eCommerce es la herramienta más utilizada por las PyMES.
El eCommerce es la herramienta más utilizada por las PyMES.

No hace mucho tiempo, la única manera que teníamos para poder obtener un producto o servicio era acercarnos a un local o, a lo sumo, llamar por teléfono a la empresa o persona que lo ofrecía. Sin embargo, la revolución que significó internet en nuestro día a día hizo que las comercio electrónico (o eCommerce) esté al alcance de todos. Y así como alguien puede sentarse en la comodidad de su sillón y jugar una partida de ruleta online, las opciones para comprar algo por internet son casi ilimitadas. 

Hoy en día, la utilización del eCommerce es una de las estrategias más importantes a la hora de diseñar un plan para un negocio pequeño o mediano. Esto se debe a que un sitio web o una plataforma virtual es un espacio ideal para poder ofrecer un producto sin la necesidad de contar con el espacio que requiere un local físico. De esta manera, un emprendedor o una pequeña empresa puede abrir el mercado de manera local, regional o incluso internacional, ya que Internet no suele tener grandes restricciones en otros lugares del mundo. Esto significa que plataformas locales (como Mercado Libre o Tienda Nube) o extranjeras (como eBay o Shopify) son el punto de inicio para que una persona se encuentre con determinado producto.

¿Pero cuáles son las maneras que mejor se adaptan a una empresa o persona? Eso depende del tipo de comercio que se esté haciendo. En la actualidad, los más comunes son:

●    Empresa a empresa (Business to Business, o B2B) 
En esta caso se trata de empresas cuyos clientes son organizaciones u otras empresas. Por ejemplo un corralón que vende materiales a una empresa de construcción o un mayorista de insumos de oficina.

●  Empresa al consumidor (Business to Consumer, o B2C)
Se trata de cualquier empresa que le ofrece sus productos al consumidor minorista. Este es el modelo más habitual y lo podemos encontrar en un supermercado, un local de electrodomésticos o en un espacio que vende ropa, entre muchos otros ejemplos.

●  Consumidor a empresa (Consumer to Business, o C2B)
Este modelo suele ser utilizado en páginas de trabajo freelance como Freelancer o Adtriboo, donde las personas postulan sus habilidades y las mismas empresas pujan por el mejor candidato o la mejor oferta de trabajo por hora.

●  Consumidor a consumidor (Consumer to Consumer, o C2C)
Es el modelo en el cual se especializa la web norteamericana eBay o la argentina Mercado Libre.
 En este caso son personas que ponen en venta artículos usados para que otras puedan comprarlos u ofertar un precio para obtenerlos.

Dependiendo de este perfil comercial se puede plantear la estrategia de comunicación. Si bien algunas de las webs especializadas en eCommerce proveen herramientas de marketing por e-mail, la presencia en redes sociales como Facebook o Instagram puede ser fundamental a la hora de captar potenciales clientes y mostrar algunos de productos ofrecidos. Aprovechar el tráfico que circula por estos sitios y las posibilidades de promoción segmentada a partir de edad y país puede ayudar tanto a generar una imágen de marca como a mover tráfico a la página del producto.

El eCommerce no va a ser un reemplazo de los locales a la calle, pero es una alternativa para aquellas empresas que tienen que empezar con una inversión de capital más pequeñas o para las que buscan innovar y ofrecer nuevas opciones a sus clientes. Lo cierto es que este modelo de negocio ya es una realidad y, en muy poco tiempo, una obligación para captar al público.

Comentarios