viernes 13.12.2019
VIDEO

Quilmes: trabajadores de Kimberly Clark resisten un inminente desalojo y anuncian que empezarán a producir

  • Además enfrentan una denuncia penal de la compañía por la ocupación de la planta que realizan hace casi dos meses.
  • “Frente a la denuncia penal y la amenaza de desolojo inminente seguimos reclamando la continuidad de nuestros puestos de trabajo", señalaron.
Trabajadores de la papelera Kimberly Clark resisten un eventual desalojo y enfrentan una denuncia penal por la ocupación de la planta de Bernal, Quilmes. Imagen: Video.
Trabajadores de la papelera Kimberly Clark resisten un eventual desalojo y enfrentan una denuncia penal por la ocupación de la planta de Bernal, Quilmes. Imagen: Video.

A partir del fracaso de las instancias de mediación, trabajadores de la papelera Kimberly Clark de Bernal, Quilmes, eventual desalojo de la planta que ocupan hace casi dos meses cuando la firma anunció el cierre de la misma y el cese de la producción. Además enfrentan una denuncia penal de la empresa contra los mismos trabajadores por la ocupación.

En ese contexto, anunciaron los trabajadores que pondrán las máquinas a producir y que están “dispuestos a continuar la defensa de nuestros puestos de trabajo".

“Frente a la denuncia penal y la amenaza de desolojo inminente seguimos reclamando la continuidad de nuestros puestos de trabajo y rechazamos la instancia de desalojo””, reafirmaron los trabajadores.

Este viernes los papeleros convocaron a una conferencia de prensa en la puerta de Kimberly Clark, Espora 50, Bernal, para anunciar que “pondremos la planta a producir”.

“La causa penal por usurpación es una vil maniobra de la patronal que rechazamos rotundamente; nuestra permanencia en la planta es en defensa del sustento de nuestras familias, es una legítima acción gremial en un cuadro de cientos de miles de despidos y recesión. Rechazamos que se acuse penalmente por una acción obrera: defender nuestro trabajo; somos trabajadores con años y años, e incluso décadas de antigüedad que pusimos el cuerpo para las ganancias de la patronal”, resaltaron en un comunicado.

Y además, reclamaron que se conforme una mesa de trabajo con los futuros funcionarios del gobierno que está por asumir, y representantes de los trabajadores para elaborar un plan y llevar adelante la puesta en marcha de la planta, sobre la base que el Estado garantice la continuidad.

“Responsabilizamos al gobierno actual y al entrante por un posible desalojo y cualquier acción violenta contra los trabajadores que suceda en ese contexto”, subrayaron.

Además, hicieron un llamado “a rodear de solidaridad la lucha y a reforzar el acampe”.

Comentarios