viernes 10.04.2020
SIGUE LA ANGUSTIA

Quilmes: “Pido volver a trabajar y no quedarme en la calle”, el desesperado relato de una trabajadora despedida por Mayra Mendoza

  • La intendenta de Quilmes echó a 31 trabajadoras y trabajadores de distintas áreas del municipio.
  • El martes a la noche hicieron un acampe en el playón municipal en reclamo de la reincorporación.
Una trabajadora despedida del Municipio de Quilmes por la intendenta Mayra Mendoza.
Una trabajadora despedida del Municipio de Quilmes por la intendenta Mayra Mendoza.

El testimonio de los 31 trabajadores y trabajadoras despedidas (en su mayoría mujeres) por la intendenta de Quilmes Mayra Mendoza es la muestra de la desesperación de quién de la noche a la mañana pierde el trabajo. 

"La mayoría somos jefas de familia, en mi caso soy el único sostén, tengo dos menores (hijos) y alquilo. Yo iba a prestar mi servicio todos los días. De un día para el otro me dijeron que no tenía la renovación. El motivo es que la decisión fue de Gabinete", dijo una trabajadora que pasó la noche haciendo una permanencia en el Palacio Municipal, vigiladas por la Policía bonaerense.

“Lo único que pido es volver a trabajar y no quedarme en la calle”, agregó angustiada, la trabajadora despedida por la Mayra Mendoza. "Si ella (la intendenta) es jefa de familia se ponga en lugar de nosotros", agregó. 

Otro trabajador despedido dijo: "La única forma de que te des cuenta que estás echado es que cuando vas a cobrar y no tenés la plata depositada. Acá no te avisa nadie". 

Durante la tarde del martes, habían realizado una protesta en el segundo piso del Municipio de Quilmes, en las puertas del despacho de la intendenta Mayra Mendoza. 

 "La mayoría mujeres trabajadoras con 5 años de antigüedad, que tenían un sueldo de 14.300 pesos y que con eso comían todos los días y mantenían a sus familias", dijo Claudio Arévalo, secretario General de ATE Quilmes, que acompaña el reclamo de los y las cesanteadas.

"Hablamos de empleados y empleadas que cumplían con sus horarios y tareas en sus lugares de trabajo, no son ñoquis ni funcionarios", agregó Arévalo a este sitio de noticias. 

De esta manera, Mayra Mendoza despidió a decenas de empleadas, barrenderas de las delegaciones de Ezpeleta y IAPI, agentes administrativos, del Centro de Emergencias Quilmes, del área de Cultura, un camillero del Hospital Oller, y hasta a mujeres que están etapa de maternidad y amamantamiento. 

Comentarios