martes 24/11/20
COLEGIO DE PSICÓLOGOS DE QUILMES

Martín Sabella: "hicimos hicapié en saber dar respuestas a la población"

  • El Licenciado Martín Sabella, perteneciente al Colegio de Psicólogos de Quilmes, analizó la importancia de los profesionales de la salud mental ante circunstancias tan complicadas como las actuales.
  • Sabella destacó y reconoció que ante una pandemia, un psicólogo también es personal de salud.
El licenciado Martín Sabella abordó los problemas de salud mental tanto en el ámbito privado como en el público.
El licenciado Martín Sabella abordó los problemas de salud mental tanto en el ámbito privado como en el público.

A partir de su experiencia y trabajo cotidiano tanto en el ámbito público como privado, el Lic. Martín Sabella, perteneciente al Colegio de Psicólogos de Quilmes, analizó la importancia de los profesionales de la salud mental ante circunstancias tan complicadas como las actuales, donde varias patologías se agudizaron y otras florecieron. “Entendimos que en una situación así no se podía dejar a la población sin atención”, enfatizó subrayando la capacidad de readaptación de los especialistas.   

La pandemia de COVID-19 y el confinamiento han obligado a cambiar el mapa de muchas profesiones en el mundo y, claro está, que las relacionadas a la salud mental no son la excepción. De hecho, un nuevo paradigma ha nacido a partir de la implementación de las nuevas tecnologías, tan propias del siglo XXI. En ese forzoso cambio, exigido por la apremiante situación, los psicólogos han sabido readaptarse en pos de poder seguir acompañando y brindando soluciones a la sociedad en general.

El Licenciado Martín Sabella puede dar fe de ello, a partir de sus actividades tanto en el ámbito público como privado, y así lo describió: “efectivamente esta situación fue como un readaptarse o un reacomodarse, pero tiene que ver con la lectura que podemos hacer los profesionales de la salud mental con lo que pasa en la población. No somos una profesión ajena a eso, sino todo lo contrario. Por eso pudimos acomodarnos y animarnos a dar una respuesta, a poder dejar en suspenso los dispositivos habituales y lanzarnos a caminos novedosos, nuevas formas de abordaje de los problemas de salud mental de la sociedad. En el ámbito privado específicamente, la atención individual, de grupos o familiar, a través de videollamadas. En el ámbito público mediante diversos dispositivos que fueron surgiendo”.

A propósito de esto último, hay que destacar que Sabella forma parte de los profesionales de la salud mental del Municipio de Quilmes, donde “se implementaron dispositivos específicos para dar respuesta a situaciones. Uno de ellos es el ESAMEC, Equipo de Salud Mental Comunitaria, que aborda casos de complejidad y pensado de manera interdisciplinaria e intersectorial, como para dar respuesta a esos casos que no pueden acceder a un centro de salud. También se ha continuado con los tratamientos vía telefónica, y además en Quilmes se implementó un 0-800 de acompañamiento y escucha telefónica donde cualquier persona de nuestra ciudad puede llamar. Todo esto sumado a los centros de aislamiento, como en la UNQ y el Sindicato del Plástico, donde se armaron espacios de contención”.

Todo un desafío

Para el Lic. Sabella, quien también es parte del Consejo Directivo del Colegio de Psicólogos Distrito XII (Quilmes – Avellaneda – Berazategui – Florencio Varela), esta circunstancia “ha sido complicada en el sentido de verlo como un desafío, no tanto como dificultad. Los psicólogos y psicólogas de Quilmes y de distritos cercanos hemos podido dar una respuesta; en ese sentido es gratificante saber que estas situaciones críticas nos convocan de una manera especial. Saber que un psicólogo es personal de salud ante una pandemia, demuestra que para eso estamos”.

Síntomas y patologías

Consultado a partir de su experiencia personal gracias al abordaje territorial anteriormente mencionado (tanto en el ámbito público como privado), sobre cuáles son las patologías y sintomatologías más visibles en la población luego de 7 meses de confinamiento por la pandemia, el especialista indicó que “esto tiene un gran impacto, por la incertidumbre que genera. En algunos ámbitos se habla de niveles de angustia, del desamparo que genera una situación así, del miedo a enfermarse o que los familiares se enfermen, son preocupaciones fuertes que alcanzan a buena parte de la sociedad. Las patologías o el padecimiento mental de ciertas personas se agudizó, otras problemáticas específicas también, como pueden ser las situaciones de consumo problemático de sustancias, y las derivadas de la soledad o la violencia hogareña que llevan a la angustia, la irritabilidad, la impulsividad”.

Importancia mayúscula

Para finalizar, no hace falta que nadie descubra la vital importancia de la salud mental en este tipo de situaciones críticas. Por eso, para Martín Sabella desde ahora “se tratará de pensar si toma un relieve más importante la salud mental. Creo que efectivamente sí, aunque quizás aún no sea tan notorio. Hay un slogan que dice ‘No hay salud sin salud mental’, y es algo que venimos sosteniendo muy fuertemente porque tenemos esta visión integral de la salud. Se ha hecho hincapié en saber dar respuestas, en cómo los psicólogos y psicólogas podíamos ver junto con los demás profesionales de la salud mental, todas las problemáticas presentes en la población. Por eso mismo seguramente la salud mental tome algo más de valor para la sociedad en su conjunto”.

Comentarios