domingo. 29.01.2023

¿Cómo podemos mejorar la gestión de una empresa familiar pequeña?

Las claves para optimizar la gestión de una pequeña empresa familiar. 
empresas_emprendedores
Foto: Unsplash.

Uno de los desafíos de las empresas familiares es mantener una gestión ordenada. Se trata de una situación comprensible frente a los grandes esfuerzos que implica sostener un negocio. Sin embargo, puede ser contraproducente descuidar las áreas no estrictamente comerciales.

Con el tiempo, una gestión vaga puede significar un gran perjuicio para el sostenimiento y conocimiento, incluso, del estado de la empresa. Por eso, es importante crear cuanto antes las instancias para resolver todo lo que implica llevar a cabo una prolija administración.

Para impulsar estos procesos, en esta nota compartimos las claves para mejorar la gestión empresarial de un pequeño negocio familiar.

Sumar herramientas de optimización

Lo primero que debemos lograr es perderle el miedo a las herramientas digitales. En la actualidad existen numerosas alternativas a bajo costo y con un diseño pensado para su fácil uso. Con una mínima inversión y capacitación podemos hacer un gran cambio en la gestión.

Incorporar un sistema contable es ideal para automatizar procesos de gestión como las liquidaciones de sueldos y generación de facturas. También es una forma de integrar toda la información en un solo lugar y cuadrar datos. Para revisar un plan personalizado, hacé clic aquí.

Crear instancias evaluativas

Incluso antes de dar inicio al proceso de mejora en la gestión administrativa, es fundamental crear instancias de observación. Para eso, podemos solicitar una auditoría profesional o hacernos espacio para revisar toda la contabilidad hasta quedar al día con el estado del negocio.

Una vez que logramos tener un panorama y decidir sobre la forma de trabajo en adelante, es importante no descuidar el seguimiento constante. Podemos generar reportes desde los sistemas de ventas y hacer revisiones periódicas para identificar si es necesario reformular algunas prácticas.

Buscar la actualización constante

El recorrido de una empresa se redefine constantemente, así como la innovación de las herramientas digitales y obligaciones fiscales. Por eso, es fundamental estar al día con todas las posibles formas de actualización para no perder de vista ninguna oportunidad e informarnos.

Lo primero es estar al día con la información vinculada a las imposiciones, leyes laborales y otras obligaciones comerciales. También es importante capacitarnos de forma constante en materia legal y en el dominio de distintos programas de gestión o estrategias para mejorar la administración interna.

Diseñar un plan de gestión

Una vez que estamos familiarizados con todas las áreas involucradas en llevar a cabo una gestión optimizada, llega el momento de diseñar un plan de gestión. Si bien hay algunos puntos nodales para hacerlo, también es importante identificar las necesidades de cada caso particular.

Una opción es llevar a cabo revisiones periódicas. En estas instancias se pueden realizar auditorías, control de reportes y revisión de la agenda contable.

Por otra parte, conocer a fondo la situación empresarial posibilita poner el foco en una proyección de crecimiento. Se trata de conocer en profundidad el estado del negocio y, de esa manera, tomar el control para aumentar el margen de ganancias.

Comentarios