lunes. 26.09.2022

5 consejos para escribir tu currículum y conseguir una entrevista

  • Los 5 consejos clave para escribir el currículum y así conseguir una entrevista de trabajo.
curriculum-cv-
Los 5 consejos clave para escribir el currículum y así conseguir una entrevista de trabajo.

El primer paso en la búsqueda de empleo, sin importar si es el primero o si estás intentando cambiar de empleo, es redactar un buen currículum vitae que consiga el primer objetivo: atraer la atención de la empresa y conseguir una entrevista.

No se trata solo de rellenar unos folios con nuestra experiencia y formación, sino de que sea lo suficientemente llamativo como para destacar entre los cientos que la empresa va a recibir. Lo cierto es que no se trata de una tarea sencilla y, muchas veces, se cometen errores que lastran nuestras posibilidades.

Sin embargo, siguiendo unos sencillos consejos es posible aumentar las opciones de que la empresa se fije en el currículum que has enviado y te dé la oportunidad de participar en los siguientes pasos del proceso de selección.

1. Adapta tu currículum a la oferta concreta de trabajo

Un error que se suele cometer, casi siempre por inexperiencia, es crear un solo currículum e ir ampliándolo con el tiempo con nuevos datos. Aunque parezca que cuanto más se añada va a ser mejor, esto no suele ser cierto.

Una buena manera de actuar es que diseñes un CV general que te sirva de plantilla. Cuando encuentres una oferta atractiva (o desees enviarlo a una empresa que te interese), solo tendrás que realizar algunos cambios para adaptarlo al trabajo al que quieras optar.

Para empezar, las empresas tienen diferentes características y no será lo mismo si vas a enviar tu CV a una compañía familiar que a una gran multinacional. A esto hay que unirle que las habilidades que se piden para cada puesto van a ser diferentes y es absurdo que incluyas aspectos que ni siquiera van a mirar.

Así, lo importante es destacar la formación y experiencia que se ajuste a la oferta de empleo en concreto. Esto va a permitir que la información que interesa a la empresa no se pierda entre el resto de tus competencias y que el seleccionador pueda encontrarla fácilmente.

Obviamente, esto también implica que debes actualizar tu currículum antes de enviarlo, sobre todo si hace tiempo que no lo has tocado. Revisa el contenido para añadir lo que sea relevante y eliminar aquello que no aporta nada.

2. Utiliza palabras clave

Atrás ha quedado la época en la que las empresas guardaban miles de currículum en papel sin volverlos a mirar en la mayoría de los casos. Hoy en día, con las nuevas tecnologías, muchas utilizan herramientas informáticas que permiten crear bases de datos con los CV recibidos.

La forma que tienen de buscar entre los currículum almacenados aquellos que pueden interesarles en un momento dado es a través de palabras clave, un poco como hace Google cuando usamos el buscador.

Esto es algo que debes tener muy en cuenta cuando redactes tu CV. Es muy importante que incluyas palabras clave relacionadas con el puesto de trabajo, como alguna terminología técnica o los nombres de los puestos.

Lo mejor para saber que palabras elegir es estudiar los requisitos de las ofertas de trabajo o fijarse en los perfiles similares al tuyo de páginas como LinkedIn. De esta observación debes ser capaz de extraer las palabras clave relacionadas con cada puesto de trabajo para poder incluirlas en el CV.

3. Busca un diseño atractivo, profesional y que no genere distracciones

Está claro que el contenido debe ser lo más importante, pero no servirá de nada si el diseño hace que el seleccionador deje el CV de lado nada más verlo.

Por suerte, hoy en día vas a encontrar numerosas plantillas de currículum que te van a ayudar. Busca siempre un diseño atractivo y profesional y evita todos aquellos elementos que puedan distraer o que den una imagen que no cuadre con el puesto al que optas, como dibujos o florituras.

Otra gran opción para que tu CV destaque, es hacerlo tú mismo desde el principio, sin recurrir a las plantillas. En ese caso, lo mejor es usar un tipo de letra sobrio, evitar los colores demasiado chillones y destacar los apartados importantes.

4. Evita los errores ortográficos

Durante una primera lectura rápida, una falta de ortografía puede hacer que el reclutador rechace el currículum.

Evidentemente, no se trata de una letra que se haya colado, sino de auténticos errores que demuestren falta de atención o desconocimiento.

La manera de evitar este tipo de situaciones es revisar el CV con detenimiento antes de enviarlo. No confíes ciegamente en los correctores automáticos y, si puedes, pide a alguien que lo lea por si se te ha pasado algún fallo.

5. Crea un contenido claro y conciso

La longitud ideal de un CV son dos páginas como máximo. No dudes en eliminar todo aquello que no sea importante para el puesto, ya que solo puede distraer sin aportar nada positivo. Además, lo más indicado es que uses frases cortas y que utilices recursos para facilitar la lectura.

Si tu experiencia es abundante, también puedes empezar a quitar algunas referencias muy antiguas. El CV debe reflejar tu formación reglada y los posibles cursos que hayas hecho y que estén relacionados con el puesto al que aspiras. Eso sí, es absurdo que pongas tus estudios de bachillerato si ya has acabado la universidad.

Comentarios