martes 30/11/21
Elecciones 2017

En campaña por Olavarría, Vidal aseguró que “en la calle se siente otro clima”

Junto al presidente Mauricio Macri, los candidatos de Cambiemos y el intendente local, Ezequiel Galli, la gobernadora se dirigió a los vecinos que se acercaron al Club Atlético Pueblo Nuevo de Olavarría, un distrito bastión del oficialismo. “Esta Provincia necesita que la quieran, no que la usen como un trampolín para la presidencia” señaló.

Bajo el formato habitual, de breves actos con gente alrededor en círculo donde los candidatos se ubican en el centro de la escena sobre una pequeña tarima, María Eugenia Vidal dijo que “hay un entusiasmo que hace que en la calle sintamos otro clima”.

Luego de preguntarle a los presentes: “¿ustedes no sienten otro clima?”, continuó su discurso afirmando que “somos millones los que formamos parte de esta generación del cambio. Y no tiene que ver con una cuestión de edad, lo importantes es que compartimos los mismos valores de decir la verdad, de confiar en el otro y sobre todo el valor del hacer”.

De esta manera, la gobernadora mantiene su rol de representar la cara visible de la campaña electoral de Cambiemos en territorio bonaerense. En esa línea, apeló al discurso de la lucha contra las mafias. “Durante años tuvimos que convivir con dirigentes cómplices o indiferentes frente a las mafias de adentro y fuera del Estado” denunció. 

En una clara alusión a la detención del Secretario General de la Uocra de La Plata, Juan Pablo “Pata Medina”, la mandataria explicó que “el cambio es que hoy los policías que son parte del delito y los sindicalistas extorsionadores saben que no están en la misma vereda que nosotros”. 

“Para esta Provincia, donde todavía falta tanto y duelen muchas cosas, lo más importante es el amor por ella” graficó Vidal. “Una Provincia que necesita que la quieran y no que la usen como trampolín para la presidencia o que la vengan a buscar cada dos años para tener fueros” completó en uno de los fragmentos más fuertes de su alocución. 

Olavarría representa hoy un distrito muy favorable para Cambiemos. En diciembre de 2015 Ezequiel Galli obtuvo la intendencia luego de ganarle al ex jefe comunal, José Eseverri, con el 45% de los votos. En las PASO de agosto, el oficialismo volvió a triunfar con el 30% de los sufragios, duplicado en porcentaje a Unidad Ciudadana. 

El desembarco de Macri y Vidal a este distrito de la Séptima Sección electoral también significó un fuerte respaldo al actual intendente, quien luego de los incidentes del recital del Indio Solari, fue blanco de fuertes cuestionamientos por parte de distintos funcionarios del riñón de la gobernadora. La buena performance electoral parece haber clausurado esa grieta interna.  
 

Comentarios