viernes 10.04.2020

Florencio Varela: distanciamiento social contra el Coronavirus

  • En estos tiempos, la celeridad con la que circula la información, correcta o incorrecta, genera instancias de confusión y, en ocasiones, instala como verdades algunas mentiras.
  • Sin dudas, la consulta a especialistas y el chequeo de los datos provistos por las fuentes oficiales de gobierno resulta obligatoria para despejar dudas y prevenir la reproducción de errores. 

 

Distanciamiento social contra el Coronavirus.
Distanciamiento social contra el Coronavirus.

Jimena López Piñeiro, médica infectóloga de Medicina Preventiva, de la secretaría de Salud Municipal sostuvo al distanciamiento social y a la modificación de hábitos culturales como los adecuados mecanismos para detener la propagación del coronavirus. 

“El virus se transmite por las gotitas de la saliva, cuando hablamos, y de la respiración. Sin embargo, a diferencia de otras infecciones transmitidas por vía aérea, el virus cuando está adentro de la gota logra un peso que hace que la distancia a la que pueda llegar de una persona a la otro sea entre 1 metro, y 1 metro y medio”, comenzó su explicación. 

Al caer a la superficie, otra forma que encuentra para transmitirse es a través del contacto. “Tocamos esa superficie con nuestras manos y luego tocamos nuestra cara, boca, ojos o nariz. Así, el virus ingresa a nuestro organismo y podemos contagiarnos”. En resumen, fue lapidaria: “No tocarnos la cara, nariz, ojos y boca. Y mantener una distancia por lo menos de 1 metro y medio”.

Acerca del tiempo de vida del virus, la especialista indicó que depende de la superficie donde caiga por lo que remarcó: “intensificar la limpieza y decontaminación”. ¿Con qué desinfectar? “Agua y jabón. Y luego repasar con lavandina diluida. Una superficie sucia no le podemos poner lavandina directamente porque no cumple la función desinfectante”. 

En el caso de las manos, la combinación de H2O más detergente puede ser reemplazada con el alcohol en gel, “la cantidad de veces hasta que sienta que mis manos están porosas. Uso el mismo mecanismo de lavados de manos: entre los dedos, las palmas, dedos gordos, círculos. Dejo secar al aire movilizando las manos”. 

“No tenemos que salir de casa, tenemos que realizar todas las actividades en el hogar”, caso contrario, al reingresar, “la persona debe lavarse las manos entre 40 y 60 segundos, ventilar ambientes y limpiar. No hace falta productos específicos ni caros. Agua y jabón”. 

Los NO y dudas despejadas 

Barbijos y guantes para el personal sanitario. El mate para cada uno. 

“Se observó que los barbijos que no son necesarios. A veces empeora la situación porque genera una humedad en la que predispone a que la persona se toque más la cara. Y el riesgo de transmisión de contacto puede llegar a ser mayor”, indicó la infectóloga y señaló dejar esta herramienta junto con los guantes para el cuerpo de trabajadores de la salud. 

“Tomar mate solo”, fue concisa en el marco de un contexto que precisa “cambiar la cultura y reeducarnos”.  

Ante esta situación, consideró señalar que “es un virus que su transmisión es exponencial. Vía aérea y contacto. Seguramente, todos en algún momento estemos en contacto con el virus y tengamos algún síntoma banal pero que no nos pase absolutamente nada”. 

“Lo que se vio es que si bien es un virus que se transmite exponencialmente, no se correlaciona con tu tasa de mortalidad” y que “la mortalidad donde sí fue en aumento es en personas mayores de 60 años y aquellas personas que tienen comorbilidades”. Es decir, personas que tienen enfermedades cardiovasculares, enfermedades respiratorias, inmunodeficiencias, trasplantados, oncohematológicos, diabéticos e insuficiencias renales crónicas. 

Por este motivo, “la población tiene que colaborar disminuir la transmisión para que estas personas no se sientan afectadas y no tengan complicaciones”. 

Asimismo, “no queremos que nos pase lo que pasó en otros países, que colapsó el sistema de salud. Queremos lograr que la transmisión sea en un número constante y lineal, no se dispare a tal punto de que lleve al máximo de consultas en todos los hospitales, y guardias y al máximo de consultas en los privados. 

“Mantener la línea, la transmisión constante y de ese modo no saturamos al sistema de salud”, concluyó.
Vacunas y tratamientos

López Piñeiro comentó que actualmente “se está estudiando la vacuna y se manejan esquemas de tratamiento en la comunidad científica para aquellos pacientes que tienen cuadros graves. Esas alternativas están disponibles en el país, pero la vacuna no porque está en estudio”.

Sí apuntó a la consulta con el médico de cabecera para la vacuna antigripal y contra el neumococo, sobre todo en grupos de riesgo.  

Comentarios