martes 14.07.2020

La situación de las criptomonedas en el escenario actual

  • Hace aproximadamente dos semanas se produjo el tercer halving de Bitcoin. Dicho evento se produce cada cuatro años y tras él la cantidad emitida de nuevos bitcoins se reduce a la mitad. Aunque en ocasiones anteriores, con cada recorte en la emisión el precio se ha disparado esto ha tardado un tiempo en suceder, los expertos piden paciencia ya que según ellos, el precio se comportará de manera similar a las anteriores ocasiones, pese a que habrá que esperar a que el escenario actual -en plena crisis por la pandemia generada por el COVID-19- se calme.
¿Cuál es la situación de las Criptomonedas en el contexto de la crisis por el Covid-19?
¿Cuál es la situación de las Criptomonedas en el contexto de la crisis por el Covid-19?

El primer halving se produjo el 28 de noviembre del 2012, cuando el Bitcoin cotizaba a 12,6 dólares. Tras el acontecimiento, un año después, lo hacía a 1.205,7 dólares. 

El 9 de julio del 2016 tuvo lugar el segundo halving, en esa fecha la cotización se situaba en 621,9 dólares, y un año después lo hacía a 2.883,3 dólares. Al cierre de ese año, su cotización superaba los 17 000 dólares. 

El tercer halving se ha producido en mayo de este año cuando la cotización se situaba en alrededor de 8.675 dólares, al sufrir una reducción justo el día anterior al halving.

Los datos ponen de manifiesto la elevada volatilidad que acompaña a las criptomonedas, pero a su vez muestran que la tendencia, después de los halving, siempre ha sido alcista en un espacio de tiempo comprendido entre los 6, 12 o 18 meses. La cifra lograda en junio de 2019, cuando alcanzó el máximo de 13.929,8 dólares, es ahora el objetivo a superar, aunque las voces más optimistas prevean que alcance los 20.000 dólares antes de que finalice este año, basándose en el interés que despierta cada nuevo halving de la reina de las criptomonedas. Tampoco faltan los más animados quienes auguran, siguiendo el modelo "Stock-to-Flow" que llegará a un valor de 280.000 dólares en el 2024. 

Criptomonedas como reserva de valor 

A pesar de que el coronavirus, además de afectar a los mercados mundiales, también afectó a las criptomonedas, sus defensores argumentan que se trata de un buen activo en cuanto a que actúa como una destacada reserva de valor y que las caídas sufridas se debieron a la desesperada búsqueda de liquidez por parte de los inversores. 

Y es que mientras los gobiernos se afanan en imprimir billetes para evitar una grave recesión global -con la inminente inflación que ello conlleva- la mayoría de las monedas digitales no dependen de ningún gobierno ni entidad financiera ya que están descentralizadas, por lo que son deflacionarias y es por ello por lo que pueden suponer una interesante opción a tener en cuenta como reserva de valor. El mismo hecho de que Bitcoin sea una moneda finita le confiere valor.

Si las queremos como reserva de valor, es decir, guardarlas para ver si en un futuro se revalorizan, habría que comprarlas en alguna de las varias Exchange que existen –siempre con precaución de no adentrarnos en fraudes-. 

Si lo que queremos es especular con criptomonedas sin llegar a comprarlas es posible realizar trading de CFDs con ellas -brókeres como easyMarkets ofrecen recursos, como una guía para quienes deseen iniciarse en el mundo del trading de criptodivisas-, mediante la cual podremos entender que son los CFDs de criptomonedas, que como todo CFD nos permiten abrir posiciones a favor de la tendencia del mercado independientemente de que ésta sea alcista o bajista. No obstante, hay que recordar que el trading de CFDs conlleva altos riesgos de pérdida del capital debido al apalancamiento con el que se opera, y todos los brókeres avisan de esto en sus plataformas. El apalancamiento nos permite operar con bastante más capital del que en realidad poseemos, esto significa que cada perdida o ganancia se verá amplificada por el nivel de apalancamiento utilizado y descontada o sumada a nuestro depósito inicial. Como colofón, si nos preocupa la posibilidad de que el apalancamiento nos haga perder más dinero del que hemos depositado en nuestra cuenta –endeudarnos- entonces será necesario elegir un bróker que ofrezca negative balance protection para las cuentas de sus clientes, para lo que deberemos buscar esta información en su página web y ver en qué condiciones aplica.

Incógnitas futuras

En definitiva, para algunos, Bitcoin supone el “oro digital”, como ya hemos señalado, además de ser limitado no está regulado por ningún gobierno, por lo que los conflictos geopolíticos no deberían influirle -aunque algunos no están de acuerdo por las caídas sufridas en marzo, que para otros se explican en parte precisamente por su característica volatilidad-. 

En el escenario en que nos encontramos las nuevas tecnologías han adquirido un papel protagonista y hasta los menos familiarizados con ellas han tenido que amoldarse, descubriendo las ventajas que el mundo digital nos ofrece. El mundo ha cambiado y hemos sabido adaptarnos. Muchos afirman que las criptomonedas son el futuro y el momento actual puede ser el adecuado para adentrarnos en su estudio y conocimiento y quizá, en un futuro no lejano adoptarlas como una alternativa al dinero tradicional. 

Comentarios