viernes 27/11/20
ARBA

La provincia de Buenos Aires recaudó $36.599 millones en junio

  • La suma implica un crecimiento nominal del 21,3 % respecto al mismo mes de 2019.
  • Sin embargo, en términos reales la recaudación mantuvo su tendencia negativa ya que el aumento de precios se ubicó alrededor del 42% interanual.
Hasta que comenzaron las medidas de aislamiento, el ritmo de cobrabilidad en 2020 estaba por encima de los niveles registrados en 2019.
Hasta que comenzaron las medidas de aislamiento, el ritmo de cobrabilidad en 2020 estaba por encima de los niveles registrados en 2019.

Los ingresos propios de la provincia de Buenos Aires alcanzaron $36.599 millones en junio, suma que implica un crecimiento nominal del 21,3% respecto del mismo mes de 2019. Esa suba muestra que, en términos reales, la recaudación mantuvo su tendencia negativa ya que el aumento de precios de la economía se ubicó alrededor del 42% interanual.

El Impuesto sobre los Ingresos Brutos totalizó $25.474 millones, con un aumento del 22,7% en relación con junio del año pasado. La caída en valores reales registrada por este tributo refleja el fuerte descenso del nivel de ventas, afectado por el impacto de la pandemia.

Por su parte, el impuesto de Sellos recaudó $2.352 millones, que representan una baja nominal de 10,8% en comparación con junio de 2019. Esa merma es producto del declive de la actividad económica y, particularmente, de la caída de operaciones inmobiliarias en escribanías.

Como dato positivo vinculado a Sellos, en el transcurso del último mes se observó una recuperación de la actividad en los registros seccionales, promovida por el aumento de patentamientos y transferencias de vehículos.

El Impuesto Inmobiliario, en todas sus plantas, aportó en junio un total de $6.441 millones, lo que significa una suba nominal de 48,2%. En tanto que por el Impuesto a los Automotores y Embarcaciones Deportivas se recaudaron $1.636 millones, que implican un crecimiento interanual de 28,4%. Los planes de regularización de deudas sumaron $671 millones, mientras que otros ingresos tributarios totalizaron $25 millones.

Respecto de la evolución de Inmobiliario y Automotores debe considerarse que estuvo influida por los cambios implementados en el calendario de vencimientos 2020, en buena medida debido a la extensión en los plazos de pago que brindó la Provincia para acompañar el esfuerzo de los contribuyentes en medio de la crisis sanitaria.

Como consecuencia de la pandemia, se observó en los últimos meses una disminución de la cobrabilidad en los impuestos patrimoniales, que se hizo más evidente en el Inmobiliario Urbano y Embarcaciones Deportivas. En cambio, fue menos significativa en Automotores e Inmobiliario Rural.

Comentarios