Lunes 17.06.2019
PROVINCIA DE BUENOS AIRES

La potencial gravedad de la deuda tomada por Vidal que compromete el futuro de los bonaerenses

  • Un informe económico y financiero muestra una crítica situación de las cuentas en la gestión de la provincia de Buenos Aires.
  • Los bonaerensescorren el riesgo de ser ciudadanos de segunda”, dijo el economista Agustín Crivelli consultado por Cuatro Medios.
  • El fantasma de una cuasimoneda para hacer frente a los gastos corrientes.
La deuda pública tomada por el gobierno de María Eugenia Vidal en la Provincia de Buenos Aires tiene un alto volumen en dólares y compromete a los bonaerenses.
La deuda pública tomada por el gobierno de María Eugenia Vidal en la Provincia de Buenos Aires tiene un alto volumen en dólares y compromete a los bonaerenses.

Los vecinos de la Provincia de Buenos Aires tienen comprometido su futuro económico y financiero y el de los servicios públicos que reciben, como consecuencia de la deuda pública tomada por el gobierno de María Eugenia Vidal durante su gestión.

Así se desprende como conclusión del análisis del informe de los investigadores Martín Di Bella y Fernando Alvarez, titulado “Deuda bonaerense. Hay números, se terminó el maquillaje”, que describe la fragilidad de las cuentas de la Provincia de Buenos Aires, con un horizonte que va de preocupante a grave.

El desglose del informe lo publicó el periodista Alfredo Zaiat en el diario Página 12 días atrás y detalla:

  • La deuda bonaerense ha pasado a representar del 41 por ciento del presupuesto provincial en 2015 a casi el 70 por ciento del presupuesto al cierre de 2018, porcentaje que se encamina hacia el mismo umbral crítico que tenía en 2001.
  • Gran parte de la emisión del nuevo endeudamiento fue nominada en moneda extranjera, además de regida bajo ley extranjera.
  • Se encareció la toma de deuda al pactar tasas de interés al alza.
  • Disminuyó el plazo promedio de vencimiento de la deuda de 5,4 años en 2015 a 3,5 años en 2018.
  • El indicador deuda/Producto Bruto Geográfico muestra una suba del 6 al 10 por ciento.
  • El stock de deuda bonaerense crece mucho más rápido que los recursos totales o que el PBG de la provincia.
  • Estos indicadores son muy impactados ante modificaciones en el tipo de cambio o por el desempeño de la actividad económica.
  • De ocurrir episodios de crisis recesivas y/o cambiarias como los actuales o más agudos como los de 2001/2002, esos índices empeorarán en forma dramática; y las provincias poseen menos grados de respuesta que la Nación para enfrentarlos.

Cuatro Medios consultó a Agustín Crivelli (foto), economista, docente de la UBA e investigador del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO) para analizar el impacto de la deuda tomada por María Eugenia Vidal en la vida de los bonaerenses.

DEUDORES

“Los bonaerenses deben más plata, para pagar esa deuda hay menos tiempo, y hará falta comprar dólares para poder pagarla”, dijo Crivelli a este sitio de noticias en el inicio del análisis de la situación.

Esto se da como consecuencia de que en los últimos años la deuda de la provincia de Buenos Aires se duplicó en relación a su Producto Bruto. Además del fuerte aumento en los volúmenes de deuda que tomó la Provincia, se acortaron los vencimientos y se incrementó notablemente la proporción de deuda en dólares, dijo el economista.

DEUDA EN DÓLARES, SIN SENTIDO

El problema que generó el propio gobierno de Vidal no es solo haber tomado deuda, sino que además, esa deuda tiene un alto volumen en dólares. “Estar endeudados en dólares significa estar atados a los vaivenes de la economía mundial, en un contexto que es cada vez más complejo”, subrayó Crivelli.

crivelli economista cuatro medios ceso

“No tiene sentido tomar deuda en dólares si el destino de esos fondos no requieren el uso de dólares. Es decir, para que pedirías un préstamo en dólares si lo querés para ir al supermercado, o para pagar el alquiler de tu casa”, describió el economista a modo de ejemplo  Cuatro Medios.

Además la Provincia de Buenos Aires no genera dólares, por lo que depende de poder comprarlos con los pesos que recaude. Significa que la capacidad de pago de la Provincia dependerá de lo que pase con el precio de dólar en la Argentina, una variable que no depende de la Provincia.

DÓLARES PARA GASTOS CORRIENTES

“Según la Gobernadora Vidal el fuerte endeudamiento que se llevó a cabo en la Provincia era necesario para la realización de obra pública. Sin embargo la realidad la desmiente”, dijo Crivelli. Por un lado la mayoría de los gastos asociados a la obra pública no requieren dólares, dado que se trata de materiales y trabajadores nacionales los que están involucrados. Mientras que por otro lado las cantidades siderales de dinero de esos préstamos no se condicen con las obras realizadas. Son notorios los niveles de deterioro de la infraestructura en áreas como Educación y Salud, por ejemplo.

En este contexto, dadas las características de la deuda tomada por la gestión Vidal (en dólares y a corto plazo), no es de extrañar que la Provincia de Buenos Aires no recaude los pesos suficientes para comprar los dólares necesarios para hacer frente a esa deuda.

RIESGO PARA TODOS

De esta manera, el riesgo que se asume, compromete los servicios que reciben los bonaerenses en el futuro en relación a la salud (hospitales), educación (escuelas), seguridad (policías y logística) y también salarios de estatales, entre otros ítems.

“Los efectos pueden ser sumamente graves. Si la Provincia no paga su deuda, el país entraría en cesación de pagos. Si la Provincia decide pagar, es decir priorizar los pesos que recauda en la compra de dólares para hacer frente a los vencimientos de la deuda, no quedarán pesos suficientes para el gasto corriente, es decir el mantenimiento de los servicios básicos para la vida de la población. Por otro lado, los salarios de los trabajadores estatales, representan aproximadamente la mitad del total de esos gastos corrientes”, describió el economista.

Para Crivelli, con el esquema actual, “el peor escenario podría ser, como ya lo hemos vivido, que la Provincia recurra a la impresión de una cuasimoneda para hacer frente a los gastos necesarios, para que siga funcionando lo más normal posible la vida de sus habitantes”.

CIUDADANOS DE SEGUNDA, OTRA VEZ

“En este escenario los bonaerenses corren el riesgo de ser ciudadanos de segunda en la Argentina, con un acceso limitado a la moneda nacional, debiendo conformarse con una cuasimoneda, que muchas veces es aceptada a un valor inferior, traduciéndose en un nuevo ajuste al bolsillo de las grandes mayorías”, dijo el economista.

“La realidad es que la deuda se tomó simplemente para cubrir el déficit corriente de la Provincia, y la decisión de hacerlo en dólares respondió a las necesidades de financiar un modelo que sostuvo un creciente déficit de la balanza de pagos, producto de la política de liberalización comercial y financiera implementada por el gobierno de Cambiemos”, dijo Crivelli.

UN MODELO SIN FUTURO

Se trata de un modelo de valorización financiera instaurado en diciembre de 2015. Y este modelo “se ha venido sosteniendo artificialmente a través del rescate del FMI, que no hace otra cosa que salvar a los fondos de inversión, al evitar el default de los bonos, reemplazando esa deuda con acreedores privados por una nueva deuda con condicionalidades y de carácter institucional”, sostuvo el economista ante este sitio de noticias. Y agregó: “Frente a la crisis del modelo es de esperar una fuerte dolarización de los activos financieros de la economía, resultando en un incremento sostenido del precio del dólar”.

Comentarios
Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad