viernes 16/4/21
UNA IGUALDAD LLENA DE EMOCIONES

Defensa y Justicia empató con Gimnasia en La Plata y dejó pasar la chance de llegar a la cima

  • El Halcón de Florencio Varela igualó 1 a 1 con el Lobo y cortó una racha de dos triunfos al hilo.
  • Johan Carbonero abrió la cuenta para el local, mientras que Eugenio Isnaldo puso la paridad del conjunto de Varela.
defensa y justicia gimansia de la plata
Empate de Defensa y Justicia ante Gimnasia en La Plata. Foto: TW DyJ.

En su visita a La Plata para enfrentar a Gimnasia por la Copa de Liga, Defensa y Justicia dejó pasar la oportunidad de subirse a los más alto del certamen: fue un empate apasionante que hizo animó la tarde del domingo.  

Es que los dos equipos brindaron un gran espectáculo, generaron varias situaciones de riesgo y desplegaron buen fútbol. Con ideas similares y misma proporción de intensidad, ambos convirtieron este cotejo en un auténtico “ida y vuelta” que no daba tiempo para acomodarse en la silla. De un arco a otro.

Ev6V4ooXMAMFJxc

El primer tiempo, que increíblemente terminó sin goles, arrancó con todo. De área a área. Sólo fue una cuestión de contabilizar y girar la cabeza de punta a punta de la cancha. Las primeras jugadas fueron para Defensa, Walter Bou no llegó a conectar un centro abajo del arco, y unos minutos después, a Isnaldo le taparon un remate sobre la línea.

La respuesta vino con dos centros desde la izquierda que llevaron mucho peligro para el arco de Unsain. El primero, un cabezazo de Brahian Alemán que pasó al lado del palo, y seguido a esto, un frentazo de Lucas Barrios, que sólo tenía que empujar, y dio en el travesaño.

Se prestaban la pelota, generaban múltiples ocasiones y crecían las individualidades. Brahian Alemán, Lucas Barrios, Víctor Ayala y Johan Carbonero eran los mejores del conjunto de Leandro Martini. Enfrente, el empuje de Enzo Fernández, la asociación entre Bou y Romero, y los remates desde afuera de Isnaldo asomaban como el círculo virtuoso de la formación de Beccacece.

Ev6V56DWQAEQK0g

La primera parte dejó una polémica: Lucas Barrios cayó en el área tras eludir a Unsain, pero Néstor Pitana consideró que no había penal y volvió atrás la jugada para cobrar una falta sobre Marcelo Weigandt.

El segundo tiempo amaneció movidito. A los dos minutos, tras una pared con Alemán y un gran control, Johan Carbonero sorteó el achique de Unsain y puso el 1 a 0. Un tanto que tomó por sorpresa a Defensa y Justicia, que lejos de desmoronarse salió nuevamente a jugarle al Lobo el “todo por el todo” para conseguir el empate. Ya estaba en la cancha desde el inicio de la segunda parte Tomás Martínez y el entrenador siguió apostando e hizo ingresar a Gabriel Hachen, que junto a Enzo Fernández formaron un triángulo de generación. Eran el motor ofensivo de los varelenses que iban desgastando y cansando de a poco a los dueños de casa. A los 25’ llegó la igualdad para el Halcón, con un tiro fortuito de Isnaldo que pegó en Ayala y desorientó a Rey. El 1-1 parecía algo justo por lo que habían ofrecido los dos equipos hasta el momento.

Ev6kUsIXMAIRKGa

El epílogo del encuentro se desarrolló como si hubiesen empezado de nuevo. Los bandos al ataque con el afán de conquistar la red. Defensa jugó los minutos finales con uno menos por la expulsión de Fernando Meza, pero formó dos líneas de cuatro y se las ingenió para aguantar y seguir buscando la victoria. El Halcón no pudo llegar a lo más alto, le queda ese sabor amargo de haber resignado la posibilidad de trepar a la punta, pero se encontró con un Gimnasia durísimo que nunca abandonó la idea de quedarse con los tres puntos.

*Martín Bearmuguía, periodista especialista en Deportes. 

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad