Buscar

AJUSTE EN LOS MUNICIPIOS

Florencio Varela: el Municipio recibirá este año menos fondos de parte de la Provincia para atender a los barrios  

El gobierno local que conduce el intendente Andrés Watson recibirá entre 8 y 9 por ciento menos de plata para gestionar acciones en los barrios varelenses.
 

Florencio Varela: el Municipio recibirá este año menos fondos de parte de la Provincia para atender a los barrios  
El intendente Watson recibirá menos fondos para gestionar acciones en los barrios durante el 2018.
El intendente Watson recibirá menos fondos para gestionar acciones en los barrios durante el 2018.

El gobierno de María Eugenia Vidal enviará menos los fondos coparticipables para el Municipio de Florencio Varela durante este año 2018 en comparación con 2017.

Se trata de una poda de entre 8 y 9 por ciento. Una cantidad de dinero que no estará disponible para las acciones, obras y atender necesidades en los barrios.

El recorte surge a partir de comparar los Coeficientes Únicos de Distribución que la Provincia generó para este año con los elaborados en 2017. 

Se trata del factor que determina cómo se reparten los recursos de Nación y de la Provincia a partir de los circuitos de coparticipación y de otros fondos descentralizados a cada uno de los 135 municipios, se calcula año a año sobre la base de una cantidad de factores. Esto tiene que ver con la adhesión al pacto fiscal aprobado a finales del año pasado. 

Otros municipios que están en el lote de los más perjudicados por este cálculo y actualización son General Pinto, Suipacha, Luján y Salto.

Los gobiernos que recibirán fondos superiores al período 2017 son Escobar, José C. Paz y Hurlingham, con subas interanuales de 22, 12 y 11 puntos respectivamente.

La cartera de hacienda bonaerense realiza este cálculo cada año de acuerdo a la Ley 10.559, y comienza a regir el 1º de enero de cada año. 

Para la asignación de fondos el gobierno bonaerense toma en cuenta indicadores como la población, al caudal turístico, a la capacidad potencial absoluta y per cápita de los Municipios por la recaudación de tasas que le son propias y determinados eflectores de salud, como la capacidad de internación de los hospitales municipales.