Buscar

ALIMENTACIÓN SALUDABLE

Consejos útiles para el consumo saludable de pescados y mariscos

Semana Santa es una época donde aumenta considerablemente la incorporación de carnes blancas al menú habitual en los hogares argentinos. En ese contexto, el pescado resulta una alternativa válida debido a su versatilidad para combinarlo en distintos platos.

Consejos útiles para el consumo saludable de pescados y mariscos
Hay algunos datos a tener en cuenta a la hora de consumir pescados.
Hay algunos datos a tener en cuenta a la hora de consumir pescados.

Los vecinos recurren a un ingrediente fácil de hallar, rico en proteínas que el cuerpo no genera por sí mismo y con una amplia gama de especies para saborear. Sin dudas, es un complemento esencial para una dieta saludable. 

Sin embargo, es un producto perecedero. Por esa razón, suele sufrir alteraciones perjudiciales para el consumidor si no cuida ciertos detalles tanto en la instancia de su adquisición como durante el periodo para conservarlo. 

En principio, deben efectuar la compra en comercios habilitados que presenten buena higiene general y exhiban sus ejemplares frescos, conservados en abundante hielo o congelados.

¿Cómo verificar su estado?

    Pescados:
Aspecto: atrayente, piel húmeda, brillante y lustrosa. Color normal, con tintes fuertes y vivos.
Ojos: esféricos, salientes (convexos) y transparentes.
Branquias (o agallas): de color rojo brillante y sin presencia de mucus.
Escamas: abundantes y difíciles de sacar.
Carne / músculo: brillante y firmemente adherida a la columna vertebral y espinas.
Desechar los moluscos cuyas valvas se encuentren rotas.
    Mariscos
Moluscos (mejillones, almejas, cholgas y berberechos)  Deseche los moluscos cuyas valvas se encuentren rotas
    Calamares:
Aspecto: Sin manchas sanguinolentas.

Ojos: brillantes y salientes.
Carne: consistente y elástica.
Indicadores de envejecimiento: piel pegajosa y teñida de color violeta intenso, olor penetrante y desprendimiento de la cabeza del tubo o cuerpo.
    Camarones y langostinos:
Aspecto: sin manchas negras, olor desagradable o desprendimiento entre cabeza y tronco.
Patas: firmes y bien sujetas..
Recomendaciones para su preparación y almacenamiento
- Refrigerarlos en la heladera a una temperatura menor o igual a 5°C, dado que en esas condiciones podrá conservarse hasta dos días. Una vez descongelado, no volver a congelarlos.
- Separar los crudos de aquellos listos para consumir; al momento de comprarlos, al guardarlos en la heladera e incluso durante la elaboración de los mismos.
- Lavar muy bien las manos, las tablas de cortar, los platos y los utensilios (cuchillos, tenedores, cucharas) y las superficies de trabajo con agua caliente y detergente.
- Cocinarlos hasta alcanzar una temperatura interna de 63°C. En caso de no contar con un termómetro, cocinar el pescado hasta que adquiera una coloración "blanco leche opaco" y se deshaga con el tenedor.

- Cocinar los moluscos (mejillones, almejas, cholgas y berberechos) hasta que se abran las valvas, y desechar los que no se hayan abierto.
- Consumirlos lo antes posible y no dejarlos enfriar a temperatura ambiente, una vez finalizada la cocción.
- No es aconsejable el consumo de platos elaborados con pescado crudo (sushi, ceviche) por parte de las poblaciones de riesgo (niños, ancianos, mujeres embarazadas y personas inmunocomprometidas).