Buscar

Autoridades de la Casa Cura Brochero se reunieron con Andrés Watson para hablar sobre la seguridad del predio religioso

El obispo de la Diócesis de Quilmes, Carlos Tissera, y los sacerdotes Lucio Carvalho y Maxi Margni pactaron una audiencia con el intendente local en la que debatieron acerca de las reiteradas situaciones de inseguridad que padece el establecimiento ubicado en la localidad varelense de Bosques.

Autoridades de la Casa Cura Brochero se reunieron con Andrés Watson para hablar sobre la seguridad del predio religioso
Andrés Watson se reunió con curas de la Diócesis de Quilmes para debatir la difícil situación de inseguridad que padece la Casa Santo Cura Brochero.
Andrés Watson se reunió con curas de la Diócesis de Quilmes para debatir la difícil situación de inseguridad que padece la Casa Santo Cura Brochero.

En la reunión se habló acerca de la preocupación por la seguridad de quienes viven en la casa y de los que participan de las actividades, considerando sobre todo los 2.000 niños, 500 jóvenes y adultos que pasarán por la casa durante enero y febrero en los Campamentos Brocherito 2019.

Según el padre Lucio desde la casa con la ayuda de mucha gente de la comunidad diocesana, sigue en marcha la construcción del muro perimetral para proteger la estructura del establecimiento. El Intendente se comprometió a garantizar la presencia permanente de un móvil de la guardia comunal en el predio hasta marzo. 

El móvil policial permanecerá las 24 horas en la casa. Por otra parte, patrulleros seguirán haciendo rondas aisladamente, como ya lo venían haciendo desde hace un tiempo atrás. El municipio también se comprometió a instalar dos cámaras fijas en lugares estratégicos del predio que permitirá la vigilancia desde el centro de monitoreo municipal.

El padre Lucio dijo “Sabemos que la solución de fondo de gran parte de los problemas de inseguridad tiene que ver con cambios estructurales en la sociedad, que garanticen igualdad de oportunidades para todos y no solo para unos pocos”.

Además, agregó  “Para ello aportamos nuestra pequeña cuota desde las actividades de la casa. Esperamos que los proyectos políticos de quienes nos gobiernan se aboquen a buscar una mayor justicia para todos”.

A partir de las medidas impuestas, confían que darán tranquilidad a quienes disfrutan del espacio diocesano al servicio de toda la comunidad. Además, agradecieron al Intendente por la buena disposición.