Buscar

Andrés Watson junto a los coristas varelenses de Roger Waters

El intendente merendó con los jóvenes de Resiste, el grupo que acompañaron al ex líder de Pink Floyd durante el último show en el país para interpretar “Another brick in the wall”. Los jóvenes del barrio Villa Argentina fueron protagonistas de una experiencia inolvidable. 
 

Andrés Watson junto a los coristas varelenses de Roger Waters
Andrés Watson junto a los coristas varelenses de Roger Waters.
Andrés Watson junto a los coristas varelenses de Roger Waters.

La última visita de Roger Waters a la Argentina no pasó desapercibida para la localidad de Florencio Varela. Doce jóvenes pisaron el mítico escenario del Estadio Único de La Plata para interpretar uno de los himnos del rock progresivo: “Another brick in the wall”.

“Quiero que sepan que son un orgullo para todos los varelenses”, les hizo saber Watson a los niños que escucharon atentos y sonrieron al escuchar esas palabras. “Hacer lo que les gusta, es lo importante. Sobre todo, porque no todos pueden llegar a tener una oportunidad como la que ustedes vivieron”, continuó el intendente, al tiempo que dialogó con los padres de los protagonistas. “El coro es una gran herramienta de inclusión, por eso desde el Estado Municipal decidimos seguir apoyando estas políticas”, concluyó. 

Revoltosos y desafiantes como se los observó en los diversos videos viralizados en redes sociales durante su presentación en la ciudad de las diagonales, se mostraron con el intendente. A él le presumieron algunos de los temas que suelen practicar en Villa Argentina, con un juego de voces que hizo participar a todos los presentes en el despacho.

EL BACK UP DE LOS CORISTAS

El coro de Villa Argentina se compone de un total de 35 artistas, pero sólo 12 niños necesitaba Waters para su show. Si bien 50 mil espectadores es difícil de comparar, los pequeños ya tuvieron presentaciones en el Luna Park y el Centro Cultural Kirchner. 

Agustín Ganem, director del coro, describió como un “encuentro hermoso” el mantenido con el intendente Watson. Celebró el reconocimiento expresado por la comuna y destacó que en el coro y las orquestas “son espacios importantes porque la educación está abordada de una forma diferente, con amor, alegría y juegos”, manifestó Ganem. Se trata de “emplear el juego como filosofía de vida y el error como parte de nuestra vida”, culminó.

Los doce estaban enfundados en sus remeras negras, que rezaban “RESIST” en color blanco. #4MediosCoroResiste

Detrás, sus familias los contemplaban enternecidos. Ellos fueron piezas clave para garantizar el sueño-realidad de los chicos. Nelson reía de ver a su pequeña contarle sus recuerdos a Watson. “Veo positivo que los chicos canten o toquen un instrumento. A ellos los veo compenetrados, haciendo lo que les gusta; también se lo toman con mucha responsabilidad, siempre con la atención de los profes”, explicó. 

Paola es mamá de dos nenes que forman parte del coro; y uno de ellos fue parte del show. Aunque al principio vio a los niños tímidos del encuentro con la máxima autoridad local, dijo que fue “emocionante la reunión, ellos se sintieron muy cómodos y disfrutaron”.

El orden y la atención son dos herramientas que precisan para poder ensayar las piezas musicales. Una voz siempre dulce les pide con paciencia que aguarden tranquilos y hablen respetando al compañero. Ella fue Ailín, elemento fundamental en el equipo: psicóloga que trabajó como parte del programa Orquestas y Coros del Bicentenario. 

Ella cohesiona a los niños, a los profes y a las familias. “Cuando me contaron que iban a estar con Waters, les propongo acompañarlos porque implicaba muchas cuestiones vinculadas a la exposición, a las dudas, a los nervios de los chicos”, explicó. Su metodología de trabajo fue “escuchar siempre lo que ellos sentían y deseaban. Ellos nos dijeron que la pasaron bien porque nunca les pedimos que no se equivoquen; nuestro pedido era que disfrutaran”.