Buscar

FIN DE AÑO CALIENTE

Berisso: Luego de la represión, se levantó la sesión y Nedela no pudo aprobar la emergencia económica

Hubo gas pimienta, corridas y balas de goma para los trabajadores municipales que intentaron ingresar al recinto del Concejo Deliberante. Finalmente, el oficialismo tuvo que levantar una sesión. Hubo concejales golpeados y heridos.

Berisso: Luego de la represión, se levantó la sesión y Nedela no pudo aprobar la emergencia económica

Luego de que el oficialismo acordara con los bloques opositores y el sindicato municipal que la ordenanza de emergencia económica se trataría el próximo martes 26, el gobierno municipal de Jorge Nedela decidió avanzar de manera imprevista tratar este tema junto a la adhesión al pacto fiscal, impulsado por la gobernadora Vidal, en una sesión convocada para el día de hoy.

A partir de esta situación, los trabajadores municipales de Berisso se convocaron en la puerta del Concejo Deliberante local, ubicado en Avenida Montevideo y calle 8. En el lugar se encontraron con un cordón policial que no les permitió el ingreso y respondió con gas pimienta y palazos hacia los trabajadores. Entre los incidentes, los concejales de Unidad Ciudadana Santiago Rodríguez y Alejandro Paulenko junto a trabajadores municipales resultaron heridos.

El contexto de represión a los trabajadores, que se acercaron a manifestarse en contra de la iniciativa, forzó al oficialismo a levantar la sesión que sorprendió a la oposición porque el acuerdo era tratar los temas la próxima semana. 

Desde el Sindicato Municipal de Berisso, expresaron su rechazo a la emergencia económica propuesta por el intendente Nedela porque “implica la caducidad de acuerdos preestablecidos con nuestro sindicato y la libre disponibilidad para reasignar tareas y regímenes horarios de los trabajadores”, al tiempo que resaltaron que “de aprobarse esta iniciativa, se estarían vulnerando nuestros derechos e implicaría un enorme retroceso en cada una de las históricas que los trabajadores de Berisso hemos conseguido”.    

Entre los polémicos puntos de la ordenanza de emergencia económica que el ejecutivo local intenta aprobar, se destacan la suspensión del descuento en el pago de alumbrado, barrido y limpieza (ABL) a los jubilados, la eliminación de las horas extras a todo el personal municipal y faculta al intendente a reestructuras la planta municipal, ya sea en traslados, cambios de dependencias y modificaciones de horarios.

Luego de la suspensión de la sesión, la presidenta del cuerpo legislativo, Ana Lara, sostuvo en diálogo con la prensa que “el próximo martes, antes de la sesión, vamos a reunirnos con los gremios para tener un consenso sobre este tema”. De fondo, los trabajadores le reprochaban “la militarización del concejo Deliberante”. 

Por su parte, la concejala de Unidad Ciudadana, Nora Harmatiuk, repudió “este accionar antidemocrático, cerrando las puertas del Concejo Deliberante a los vecinos se viene reiterando desde aquella triste asunción de los nuevos ediles electos por el pueblo. En este contexto, la sesión del día fue levantada, ya que no estaban dadas las condiciones para tratar los temas previstos que desde el Gobierno Municipal de Cambiemos, pretenden impulsar con balas de goma, palos y gas pimienta”.